Estas aquí
Inicio > Actualidad > In memoriam de Agustín Miguélez Posada

In memoriam de Agustín Miguélez Posada

El pasado 24 febrero perdimos a nuestro compañero y amigo Agustín Miguélez Posada.
Para el Colegio Oficial de Doctores y Licenciados, Colegio Oficial de Docentes de Madrid, corporación pública que representa a miles de docentes y que busca el reconocimiento de una de las profesiones más hermosas del mundo, Agustín fue un colaborador entrañable que nos costará reemplazar. Ingresó en el 21 de febrero de 1969 y en 2006 el Premio al Colegiado con más años dedicados a la enseñanza: 38 años de servicio a la profesión y al jubilarse recibió el nombramiento de Colegiado de Honor.
El profesor Miguélez formó parte del Colegio durante 50 años, colaborando con nosotros en diversos ámbitos. En primer lugar, en nuestra revista, publicando interesantes artículos con una pluma inteligente y precisa. La sección fija dedicada al análisis de los salarios docentes era esperada cada mes por nuestros lectores, deseosos de conocer las subidas y cambios estipulados cada año en los Presupuestos Generales del Estado. Escribió como matemático y como químico pero también como ciudadano comprometido, con muchos artículos dedicados al análisis de la política educativa y al desarrollo de las leyes y normativas que periódicamente iban siendo aprobadas y afectaban al sector.
También pudimos disfrutar de su persona como autor cuando tuvimos la ocasión de acoger en el salón de actos del Colegio la presentación de su libro sobre El camino de Santiago, un hermoso trabajo de referencia para cualquier experto en el tema, muy bien documentado y lleno de testimonios y anécdotas.
Además, y como miembro de relevancia de nuestra Sección de Colegiados de Honor, Agustín Miguélez organizó múltiples actividades académicas y lúdicas- recordamos con cariño cómo planificaba a la perfección, por ejemplo, las visitas a los balnearios- . Su trabajo dio protagonismo y enorme actividad a la Sección.
Su talante conciliador, su optimismo vital y una energía que no le falló hasta el último minuto es lo que recordamos de él y lo que permanecerá en el tiempo. Para este Colegio Oficial de Docentes, y especialmente para la Sección de Colegiados de Honor, la figura de Agustín fue un ejemplo de humanismo y profesionalidad.
Descansa en paz querido maestro.
LA JUNTA DE GOBIERNO DEL COLEGIO OFICIAL DE DOCENTES DE MADRID

Deja un comentario

SUBIR